En Ingeniería ofrecen bicicletas para que los alumnos se trasladen

Imprimir

Los estudiantes de la Facultad de Ingeniería de la Universidad Nacional tienen la oportunidad de trasladarse de una sede a otra en bicicleta

Trasladarse de una sede a otra de la Facultad de Ingeniería de la Universidad Nacional de Mar del Plata dejó de ser un gasto para muchos estudiantes. Es que a través de un sistema de préstamo de bicicletas, pueden hacer ese trayecto en forma gratuita.

La iniciativa, que lleva adelante el centro de estudiantes, busca achicar el gasto que tienen muchos alumnos mientras aguardan que se ponga en vigencia el boleto estudiantil gratuito en la ciudad.

 

Con nueve bicicletas que no descansan, todos los días quienes se tienen que movilizar desde la sede de Juan B Justo y Rateriy a Juan B Justo y Buenos Aires, o al Complejo Universitario de Peña y Funes, tienen la oportunidad de hacerlo sin costo alguno.

El sistema es sencillo. En cualquiera de las dos sedes que tiene la unidad académica el alumno con su DNI solicita la bicicleta y cuando deja de utilizarla, avisa. Esto queda registrado on line y de esta manera se tiene un asiento de viajes.

La iniciativa se puso en marcha en 2015 y el año pasado no se implementó porque no alcanzaron a reparar las bicicletas. Con el apoyo de la gestión de la Universidad Nacional de Mar del Plata y la buena voluntad de varios alumnos, se repararon y agregaron cascos y luces.

“Esta iniciativa surgió con algo más general, con una idea de ciudad más sustentable que se llevó adelante en Santa Fe con éxito, y en otros países”, explicaron Martín Cornago, presidente del centro de estudiantes y Ramiro Goñi, secretario general.

“Cuando empezamos a ver el costo que implicaba para muchos chicos trasladarse de una sede a otra, surgió esta idea que también viene a palear la espera que desde la Federación Universitaria se viene llevando adelante para que se ponga en marcha el boleto estudiantil”, dijeron los estudiantes.

“Es una idea simple pero muy buena”, dicen los representantes mientras muestran los rodados. “El sistema viene del 2015, el año pasado dejó de funcionar por algunos problemas que tuvimos con las bicis y ahora lo retomamos ya con el servicio completo. Sumamos la ayuda de la Universidad a través de cascos, luces, financió el arreglo de las mismas, con lo cual se hizo mucho más fácil”, agregaron.

Los representantes del centro anticiparon que esta iniciativa se expandirá a otras unidades académicas y esperan que se traslade “a toda la ciudad”. Al respecto añadieron: “Queremos una Mar del Plata más sustentable, que tenga bicisendas, donde se piense en una movilidad urbana mejor que además de incluir bicicletas, también lo haga con el boleto estudiantil que es algo que nosotros venimos desde hace varios años “.

Consultados sobre la demanda ambos coincidieron que “es mucha” y recordaron que durante el año pasado que no funcionó “fue uno de los reclamos más grandes que tuvimos. Incluso algunos alumnos se ofrecían para arreglarlas”.

Por último consideraron un orgullo el hecho que el sistema funcione gestionado íntegramente por alumnos de la Facultad de Ingeniería que colaboran para que todo salga bien y en beneficioso de muchos.